Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 17:59 ULTIMOS TITULOS:

  • 22.8º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

COLUMNISTA

27 de julio de 2016

Andrés Penachino

El terrosimo busca sembrar terror...

La predisposición de los grupos terroristas de las ultimas décadas de morir, es recreada en este nuevo terrorismo que tiene su origen en medio oriente, cuyo triunfo mas importante es la victoria en Afganistán a manos de los musulmanes, pero que se disperso a diversos grupos religiosos en el resto del mundo.
El éxito de la revolución Iraní creo la esperanza de que la salvación del mundo podría encontrarse mirando a través de una mirada religiosa. A diferencia de los terroristas anteriores que daban importancia a quien mataban, a estos nuevos terroristas les interesa matar en cantidad. Los terroristas contemporáneos en general sustentan su metodología de acción evolucionadas desde hace años, pero el avance tecnológico, especialmente de las comunicaciones, la disponibilidad de dinero, la disponibilidad de armamento de cualquier tipo y equipos sofisticados, la captación de adherentes en todo el planeta, (tanto soldados como financistas) los han convertido en un enemigo harto peligroso y prácticamente imparables. Aunque por diferentes métodos, sus estrategias siguen siendo las mismas; y siguen utilizando como propaganda la comisión de actos cuya magnitud llamen la atención de las personas, los gobiernos, el mundo, también con diversos propósitos. Sus tácticas y sus métodos varían de un lugar a otro, donde se sopesan factores tales como; políticos, económicos, sociales, históricos y geográficos. Estas tácticas muchas veces en apariencia son desorganizadas, pero responden a patrones que una vez analizados proveen de importante información sobre como ejecutar una acción.. Excepto los nuevos lobos solitarios (camionero francés), prácticamente todas las acciones terroristas están respaldadas en la inteligencia y la seguridad. 
Combatir al terrorismo con una concepción estratégica y táctica propia de la guerra de maniobras significa no conocer la amenaza a la que nos enfrentamos. Ni la masa, ni la movilidad serán decisivos; aquel que considere la información como un recurso estratégico tendrá la victoria. Las organizaciones planas con un elevado nivel de descentralización poseen mayor flexibilidad y capacidad de adaptación, circunstancia ésta que las coloca en ventaja sobre las organizaciones de tipo tradicional o jerárquico. El trabajo en red con capacidad de conexión con todos los actores que la conforma, agiliza la toma de decisiones y por lo tanto crea las condiciones para anticiparse y obtener la sorpresa. Las organizaciones del terrorismo emergente poseen pocos o ningún nivel jerárquico y puede tener múltiples líderes; las decisiones y acciones son descentralizadas; delegan la iniciativa y autonomía; los principios, intereses y objetivos le dan coherencia a la acción. 
Si bien las acciones terroristas están basadas en actos cometidos en el pasado, la diferencia sustancial entre los antiguos métodos terroristas y los métodos recientes, es que los nuevos grupos terroristas utilizan material de ultima generación, al que el avance tecnológico le imprime una letalidad sin precedentes. En otro orden de cosas el avance tecnológico en los aspectos relacionados con la obtención, procesamiento, difusión y uso de la información ha generado cambios significativos que hacen de la información el recurso que ha desplazado al hasta ahora dominante del capital y el trabajo.
El terrorismo incrementa el empleo de tecnologías de la información con fines ofensivos y defensivos. La utiliza además para el apoyo de su organización. Existen especulaciones sobre la posibilidad de que el terrorismo intente, utilizando la guerra cibernética, haga colapsar la red. Sin embargo existen mayores razones para pensar que buscarán mantener la misma intacta ya que ésta constituye su principal arma en el logro de sus objetivos. La red le permite reunir información, comunicarse, difundir sus intenciones, articular sus acciones.  
Las organizaciones planas o network sólo podrán ser combatidas por organizaciones de similares características. Por lo tanto las organizaciones tradicionalmente jerárquicas de las agencias gubernamentales deberán ser modificadas en función de la estrategia y tácticas que se determinen para hacer frente al terrorismo emergente. La pregunta es ¿cómo lo enfrentamos?, la respuesta: con un arma milenaria “el conocimiento”. 
Entre el 400 y 320 años antes de Cristo un milenario pensador militar chino reflexionó sobre las esencias del arte de la guerra y señaló al conocimiento como un factor distintivo del vencedor. Conocer al enemigo y conocerse a si mismo. El conocimiento es el arma del siglo XXI, sólo las naciones “inteligentes” serán capaces de enfrentar las amenazas emergentes. La tecnología no debe constituir un fin, sino un medio que permita incrementar la capacidad de generar conocimiento. “Conócete a ti mismo”

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!