Sábado 2 de Marzo de 2024

Hoy es Sábado 2 de Marzo de 2024 y son las 07:28 - Con artistas consagrados llega una edición imperdible de la Fiesta Nacional de la Guitarra / Comienzo de Clases / Karting Regional / Dra. Mercedes Carrera Directora de Salud / Aumento del 50% en las cuotas de los colegios privados / El gobierno eliminó el Potenciar Trabajo y lo reemplazó por otros dos planes / La Columna del Dr. Celeste del miércoles 28 de febrero / Bicleteada a La Azotea Chica / Lezama Ilumina II / El Municipio y el Consejo Escolar trabajan en la puesta a punto de establecimientos escolares / 51º Torneo Nocturno del Club Cobo / Carreras 2024 del ISFDyT Nº 215 / Intendentes radicales rechazaron la quita ?intempestiva? de fondos a la Provincia / Invasión de Mosquitos / El Lefu debuta con Deportivo Castelli / Vale con Bigote / Varias actividades se realizaron el fin de semana en nuestra ciudad / Comunicado del PJ local / Recopa Femenina / Coordinación de Medio Ambiente y Espacios Verdes /

  • 22.8º

SALUD

28 de octubre de 2014

Psicología

Cirugías estéticas en las adolescentes

Licenciada Laura Vignola
Columnista invitada
[email protected]

Ya  hablamos en columnas anteriores acerca de que el ideal de belleza actual promovido desde la publicidad comercial y los medios de comunicación, produce sobre todo en los jóvenes un culto a la belleza que los lleva a sufrir cierto tipo de enfermedades vinculadas a trastornos alimenticios o depresión.
Hoy la ciencia da la oportunidad de intervenir mediante la cirugía plástica sobre el cuerpo mismo para acercarse en cierta forma a ese ideal. Es por eso que en estos últimos años, son muchas las adolescentes, especialmente las mujeres, que piden por ejemplo a sus padres una cirugía como regalo de cumpleaños, siendo las más frecuentes la operación de los senos tanto para agrandarlos como para reducirlos o la liposucción para reducir la figura. 
La adolescencia es una etapa de la vida muy difícil en la cual la estética y la imagen corporal están sobrevaloradas y en la que aumenta el miedo a ser discriminados por el grupo de pares. Surge entonces muchas veces la demanda de cirugía como una solución salvadora.
Lo que es muy importante definir, y a lo que tanto los padres como el profesional que los recibe deben estar muy atentos, es al motivo de esa demanda. En algunos casos la intervención puede ser contemplada como un elemento favorable para el desarrollo social del joven y a veces también para su salud. Es ese el caso del labio leporino, las orejas muy paradas, la fisura palatina o ciertas deformidades en la nariz   que se convierten en motivos de burla por parte de sus pares. Se trata acá de cirugías reparadoras o reconstructivas que pueden realizarse incluso desde la infancia, que no son solamente estéticas sino que también implican una mejoría en cuanto a la salud del chico.
En los casos en que la motivación es puramente estética los padres y el profesional deben ser muy cautos.La adolescencia es la etapa en que tanto el cuerpo como la personalidad se están terminando de formar.Es por eso que los padres y profesionales deben actuar con cautela, sin desmerecer el pedido de los chicos y proponiéndoles un período de reflexión dado que el  cambio de apariencia puede hacer surgir algunos problemas psicológicos latentes e incluso problemas en la identidad.  Hay que asegurarse que el adolescente podrá soportar el cambio físico producido por su nueva apariencia.  

Este último concepto puedo graficarlo con un caso de una adolescente que me tocó atender hace algunos años. Había nacido con una nariz enorme y deformada, por lo cual era objeto de burlas por parte de sus compañeros desde su infancia, causándole por supuesto muchísimo sufrimiento. A los 19 años, cuando el cirujano consideró que su cuerpo ya había madurado, le realizaron la operación dejándole una nariz totalmente normal.  Tres años después llega a mi consultorio alegando que tenía la sensación de que no era nada, que no existía, que se perdía en la multitud como si fuera invisible. Transcribo sus palabras: “Después de la operación  me miraba en el espejo y no me reconocía. Me buscaba y no me encontraba. Los primeros días  tenía una sensación así, como de angustia…rareza… veía una cara extraña, como de otra persona…otra mujer en el espejo… no era lo que yo quería… Creo que a partir de ahí no me reconocí más, no estuve más”. Basándome en este caso realicé un trabajo con un nombre peculiar que resumía la problemática de la paciente: “Otra para sí misma” y que presenté en un Congreso de Psicoanálisis en Río de Janeiro.
Creo que este ejemplo da cuenta de que las cirugías plásticas, aunque a veces necesarias, no son sin consecuencias. Es por eso que hay que evaluar caso por caso las motivaciones y el perfil psicológico de cada adolescente antes de realizarla para ver cómo incidirán los cambios en cada uno de ellos, y por supuesto hacer un seguimiento del caso después de la intervención.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!