Martes 27 de Septiembre de 2022

Hoy es Martes 27 de Septiembre de 2022 y son las 10:29 - Detuvieron a 2 abusadores que atacaban en el subte / Desde la cárcel, Milagro Sala brindó un discurso para un acto del partido de D'Elía / Los 28 puntos destacados del informe "El estado del Estado" / Emotivos homenajes a Muhammad Alí en las calles de Estados Unidos / Jonás Gutiérrez: "Messi es un genio, siempre lo da todo" / Hay tres sospechosos de violar y estrangular a un chico en Santiago del Estero / El oficialismo celebró la suspensión de Ricardo Echegaray de la Auditoría General / Lionel Messi, prácticamente descartado para el debut ante Chile / Otra jueza dictó un amparo contra el aumento de tarifas / Mauricio Macri "está bien de salud", tuvo reuniones en Olivos y el lunes retomará su agenda / El emotivo recuerdo de Storani sobre su hijo: "Él enseñaba a ser un buen padre"  / Cristina Kirchner publicó un análisis de su hija Florencia sobre la marcha #NiUnaMenos / Cristian Ritondo recibió el alta médica tras cinco días de internación / Roland Garros: el argentino Gustavo Fernández se coronó en tenis adaptado / Corrupción en Brasil: Marcelo Odebrecht entregó USD 3.400.000 a la campaña de Dilma Rousseff / ¿Como sería tu vida si te sintieras apoyado incondicionalmente? / La española Garbiñe Muguruza derrotó a Serena Williams y se consagró en Roland Garros / Perú derrotó a Haití y empezó el torneo con el pie derecho  / El papa Francisco aprobó el proceso para expulsar obispos por casos de pedofilia / Paraguay no pudo con Costa Rica en su debut en la Copa /

  • 22.8º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

ACTUALIDAD

1 de abril de 2014

Construcción ciudadana

“Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia”

Henry Brooks Adams
Editorial de Semanario El Espejo del martes 1º de Abril de 2014

Construcción ciudadana
“Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia”
Henry Brooks Adams

Las aulas pobladas de alumnos, docentes, útiles y ruidos típicos de la actividad escolar son la imagen que representa la resolución del conflicto entre los docentes y el gobierno bonaerense. Situación que generó una serie de otros efectos que trascendieron los días sin clases, y es lógico. Cuando se llega a un paro de esas características es porque las vías diplomáticas, de gestión y diálogo, han fracasado o no han tenido lugar.
Nadie quiere el paro, en ningún sector. Pero cuando se produce en el ámbito de la educación tiene obviamente consecuencias políticas porque atañe a un alto porcentaje de la sociedad. Todo lo que en la educación sucede está ligado a la política, educar es un acto político porque se realiza desde un discurso determinado y para un contexto en particular. Se educa para una realidad, se educa en tensiones, con intención y para el mundo de las ideas. Es natural y  necesario que la educación esté atravesada por la política.
Lo incorrecto es utilizar un conflicto de esas características con fines o intereses partidarios, tomar a un sector y a sus protagonistas como variable de ajuste en las cuentas de una interna partidaria, como determinante o no de una contienda electoral a largo plazo. Pero ocurre,  a menudo en nuestro país y en especial en educación, en los últimos años.
Creemos que no habrá una frase que pueda resumir tanto y tan bien el sentido del acto de enseñar. En días donde es fácil la crítica, aún desde el desconocimiento y los lugares comunes, sirve para brindar claridad sobre la cuestión de por qué el del docente no es un trabajo más; y por qué razón merece el justo reconocimiento no sólo de los gobernantes, sino de toda la sociedad.
Los docentes lograron encauzar una propuesta "aceptable" haciendo una enorme ronda de delantales, juntos, de la mano, a la par. Respetando democráticamente la decisión de las asambleas de las delegaciones, charlando cada cuestión, explicando, dando a conocer, soportando lo coherente y los disparates, la solidaridad y el egoísmo. Pero sin dualidades, en un frente que dio la gran lección de que “la unión hace la fuerza”.
El aula en la calle enseñando en la realidad misma por qué nadie debe dejar pisotear sus derechos, por qué es importante luchar por las causas justas y actuar dentro de las instituciones. Acá no vale el juego de roles ni el simulacro. Chicos, es la vida real, algunas veces les va a tocar decir basta y  luchar por mejores condiciones en lo que sea que hagan. Es nada más ni menos que el ejercicio de la libertad.
Se educa para una sociedad cada vez más conflictiva, y no se puede seguir un programa de contenidos sólo desde el papel con niños y jóvenes tan estimulados por un lado, pero a su vez tan vulnerables a toda esta realidad difícil, por ponerle un adjetivo. Se predica con el ejemplo, un docente deja una de sus mejores huellas si logra transmitir que hay que cumplir con las obligaciones pero también pelear por los derechos, que nadie lo hará por nosotros y que por cosas como ésas es importante ser libres. Que hay grandes hechos históricos pero también pequeñas batallas que librar cada día, y que no serán héroes los encargados de hacerlo, sino los ciudadanos comunes desde los escenarios que les toque ocupar en la sociedad.

Belén Casares

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!