Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 17:31 ULTIMOS TITULOS:

  • 22.8º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

LOCALES

14 de junio de 2016

“Tusuy”, una escuela de Danzas que crece a “todo ritmo”

“Tusuy” significa “bailar” en la lengua Quichua. Sandra Sánchez, Andrea Gonzalía y Nahuel Bourrás enseñan precisamente a “bailar” folclore.
Tienen alumnos desde los 5 y hasta los 75 años y aseguran que “La edad para bailar no es una condición, simplemente hay que querer hacerlo.”
El sueño de los tres es: “Ser Historia en el folklore de nuestro querido Lezama.”

¿Desde qué edad practican folclore? ¿Tuvieron algún referente?

Los tres empezamos a bailar desde muy chiquitos, Andrea y Nahuel a los 8 años y Sandra a los 6. No, referentes no, pero una vez que comenzamos a bailar folklore sentíamos profunda admiración por nuestros profesores, y soñábamos que algún día también lo seríamos.

 

¿Qué significa el folclore para ustedes?
El folklore para nosotros es identidad, pasión, es mantener vivas nuestras costumbres.

¿Tienen formación académica?
Si, aunque aún no nos recibimos, estamos cursando el cuarto año del profesorado de danzas folklóricas, en el Estudio de Danzas Nativas pertenecientes al  Ballet Brandsen, dirigidos por Oscar Murillo y Mabel Pimentel. La carrera consta de cinco años.

¿Cómo surgió la idea de iniciar el taller?
Esa idea fue el incentivo para que comenzáramos a estudiar. Nosotros queríamos transmitir esto que nos pasa con nuestro folklore. Poder contagiar nuevamente a la gente de  Lezama con esto tan lindo y tan nuestro como lo es la danza. 

¿Por qué el nombre “Tusuy”?
Queríamos un nombre originario, bien nuestro, es por eso que buscamos una palabra en nuestra lengua madre “El Quichua” y elegimos “Tusuy”, que significa “Bailar”. 

¿Cuántos alumnos concurren al taller? ¿De qué edades?
Al día de hoy tenemos 50 alumnos, desde los 5 años hasta los 75. La edad para bailar no es una condición, simplemente hay que querer hacerlo. 

¿Cómo responden los niños pequeños? ¿Cómo responde el  grupo?
Los más pequeños son los que más nos sorprenden, ellos tienen una capacidad de aprendizaje increíble, siempre decimos que son como esponjas… absorben lo que uno les transmite con gran facilidad y responsabilidad.
Más que grupo nosotros preferimos llamarnos la Gran Famlia de Tusuy. Es increíble ver la entrega de cada uno de los integrantes. Compartimos no solo un espacio de esparcimiento y aprendizaje sino también de contención, alegrías, charlas, consejos.  Somos una familia.

¿De qué manera  incentivan a la juventud?
El incentivo es la alegría y pasión por la danza, pero los adolescentes es la edad más difícil de atraer, no sabemos si es vergüenza o tal vez los horarios del taller no coinciden con sus tiempos. Así mismo contamos con un grupo reducido de adolescentes que nos demuestran su  entusiasmo y responsabilidad en lo que hacen. 

¿Cómo se mantienen económicamente? 
Nosotros cobramos una cuota mensual muy accesible y además hacemos un descuento por grupo familiar. Es el único ingreso económico que tiene el taller.

¿Cuentan con vestimenta propia para bailar?
Si. Gracias a lo recaudado en la gran peña realizada en el mes de enero del corriente año, en la plaza de La Autonomía, pudimos comprar parte de la indumentaria de las damas. El mes pasado se realizó una rifa y, con la colaboración de algunos papás, se pudo comprar  casi todos los zapatos para las bailarinas. Nuestro próximo objetivo es recaudar fondos y  comprar la indumentaria para los hombres.

¿Cómo se complementan los tres para dar las clases?

Antes de cada clase nos reunimos para planificarla, ahí acordamos qué vamos a hacer y quién se encarga de cada grupo y/o danza. Rotamos los roles, si uno da danzas, el otro da zapateo y el otro supervisa lo necesario y colabora en lo que se necesita para seguir aprendiendo. Cuando cambia el grupo, cambiamos las tareas nuevamente.

¿Participaron en festivales? ¿Qué significa para ustedes, como profesores, poder participar en  ellos?
De festivales propiamente dichos no, hemos participado de peñas que se han realizado en la localidad y en distritos vecinos. Siempre tenemos en cuenta que este taller lleva apenas 10 meses de actividad y, sin desmerecer el trabajo de los integrantes, sabemos que aún debemos seguir trabajando para poder avanzar y perfeccionar  a cada uno para que al momento de participar de algún festival brillen como se merecen.

¿Qué futuro sueñan para con este taller?
Que la “Familia de Tusuy” sea cada vez más grande, lograr tener nuevamente en los escenarios un Ballet que nos represente y que perdure. 
En conclusión nuestro sueño es ser Historia en el folklore de nuestro querido Lezama.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!