Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 18:36 ULTIMOS TITULOS:

  • 22.8º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

LOCALES

19 de abril de 2016

103º Aniversario de la Fundación

Viedma (Biedma), Lezama o Cobo ¡Cuántos Nombres para nombrar lo mismo!

Por el Profesor Walter Rodríguez para Semanario El Espejo y lanubefm.com.ar

No sé si esto circula para Abril en las escuelas de nuestro distrito. Tampoco sé si es una preocupación para un niño o un adulto… quizás no lo sea. 
El problema de quienes nos dedicamos a la historia es que nuestros problemas no preocupan a nadie, salvo a nosotros mismos. 
Pero esta sumatoria de nombres es quizás solo una dificultad para los lezamenses porque en ningún otro lugar conviven tantas nomenclaturas para nombrar un mismo espacio geográfico. O sea, si alguien se preguntara cuál es el nombre indicado solo me restaría decirles los tres. En el orden de aparición a lo largo de nuestra historia serían Biedma (o Viedma), partido fundado en 1865 y que debe su nombre por un rincón que formaba el río Salado tras su recorrido tortuoso; Lezama nombre que tomó la estación del ferrocarril alrededor de 1874 cuando el estanciero de la zona, Don Gregorio Lezama dona tierras para el trazado del mismo y por lo tanto, podía elegir el nombre de la parada ferroviaria que se levantaría en las inmediaciones de su estancia y por último, Manuel José Cobo, nombre elegido por el fundador en 1912 tras la autorización del levantamiento de un pueblo y colonia a la vera de la Estación Lezama. Sin embargo, este relato que parece tan lineal tiene sus vericuetos...

Desde la desaparición del Partido de Biedma en 1895 hasta 1913, año de la fundación oficial de la colonia Manuel José Cobo en la Estación Lezama emerge en la historia el personaje que dejará su nombre como testimonio de su pasaje por estas tierras. No nos detendremos en la biografía de este hacendado sino en su proyecto poblador que recibe la venia del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires el 12 de Diciembre de 1912… siempre diciembre rondando en esta historia lezamense. Pero volvamos a Manuel José Cobo y su proyecto de fundar un pueblo a la vera de la Estación Lezama. 
¿Cómo fue acumulando su fortuna Cobo en la zona? 
La historia comienza precisamente un año después de la disolución del partido de Biedma, el 

 

 

 

 

24 de Diciembre de 1895 compra a Juan Fair la estancia que había sido de Don Gregorio Lezama, “Blandengues” con 5.435 hectáreas. Tres años después compra a los hermanos Gregorio y Benito Jaime el predio conocido como San Jaime de 373 hectáreas y en 1901 hace la última gran compra a la compañía Las Barrancas Estancias Limited de 5.827 hectáreas hasta totalizar en 1905 con otras compras menores las 11784 hectáreas. Así construirá de las primigenias estancias Blandengues la rebautizada “La Belén”, en honor a su esposa Belén Zapiola, y de las Barrancas la estancia que pervivirá en el tiempo haciendo honor a esta formación geográfica elevada junto a un espejo lacustre. Precisamente, Cobo construirá con sus propios recursos el puente conocido como Santa María para sortear el arroyo que une las lagunas circundantes a las llamadas Barrancas. 

¿Qué ocurrirá 
con ese puente?  
El conocido puente de Santa María lo donará al uso público del mismo disponiendo además para el pueblo Manuel José Cobo predios para Casa Municipal, Iglesia y casa del párroco, juzgado y registro civil, valuación, telégrafo, comisaría de policía, corralón municipal, potrero y policía, mataderos, hospital, cementerio y plazas públicas. Además, por fuera de lo estipulado por la ley de colonias, se dispone de un abrevadero municipal en el camino a Pila con espacio para el descanso de tropas y construye bebidas para las majadas de animales en tránsito. Paradójicamente del resto de las disposiciones pensada para el pueblo no se ocuparán ninguno de los previstos en el plano original: salvo la posterior plaza Castelli que no será precisamente el principal paseo público dispuesto por el fundador, Manuel José Cobo. 

¿Dónde se encontraba, por ejemplo, el principal paseo público de Manuel José Cobo? 
A la vera de la actual ruta 2 unos metros antes de la actual SEDA (que recordemos eran los galpones de acopio y otras dependencias de Cobo) y que aún esperan sea un paseo al estilo de la enorme plaza Moreno de la Ciudad de La Plata. Un visionario que imaginó un pueblo de características bastante diferente a la que la propia población fue desarrollándose en el futuro. Pero volvamos a 1913… en febrero se notifica del visto bueno del expediente del Ministerio de Obras Públicas y, ni lerdo ni perezoso, dispone del primer loteo de tierras para el 13 de Marzo de los solares de la planta urbana, las quintas y las chacras disponiéndose de trenes expresos desde Constitución para el gran remate público frente a la decana estación local. Nacía Manuel José Cobo en la preexistente Estación Lezama. 
Entonces ¿Por qué se considera el 21 de abril como fecha fundacional de Manuel José Cobo si la autorización inicial fue en diciembre de 1912, la venia del Ministerio en febrero de 1913 y el primer loteo en marzo? 
Ha sido la respuesta oficial por parte del propio Ministerio que lo comunica recién 25 años después, en 1938, cuando la Sociedad de Fomento lo solicita porque nadie sabía a ciencia cierta cuando se consideraba la fecha exacta de fundación. Al fin y al cabo, Cobo poco tiempo sobrevivió a su pueblo pues en agosto de 1914 muere en su casona de la calle Carlos Pellegrini y el sitio que soñó que recordaría su nombre eligió el que pervive entre nosotros, Lezama.  

Pueblo pujante y
emprendedor.
 Sabía que poco se podía esperar del Estado municipal en la conformación y configuración del espacio, razón por lo cual a escasos 4 años del primer loteo un grupo de vecinos: hacendados, comerciantes, productores agropecuarios y profesionales deciden fundar la primera asociación destinada al bienestar general de la población. La tarea no era fácil porque primero había que ir a lo urgente: el deplorable estado de los caminos. Los intereses por la obra vial eran encontrados pues facilitar las vías de comunicación con Lezama era en beneficio de todos: para los productores pues se aseguraban así sacar rápidamente al ferrocarril el fruto del trabajo (sean estos animales en pie, producción agrícola o láctea) y para los comerciantes que se fortalecen a través de relaciones más constantes y seguras con sus clientes rurales. Así se conforma en el invierno de 1917 en las instalaciones del entonces llamado Hotel Argentino, la Sociedad de Fomento. Sus miembros fundadores, varios de ellos habían tenido una activa participación en la defensa de Biedma: José Casalins había redactado la carta al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires para impedir la anexión; Ricardo López Gayoso había sido el secretario del extinto partido y Fernando Soria era el hijo de Justina que había firmado la misma carta de Casalins. Sin embargo, aparecían otros personajes que daban cuenta del reciente desarrollo del pueblo: Adolfo Labó, socio de Codazza; Carlos P. Salomón; Cándido Gatti; Valentín Entessano; Antonio Pervieux; Pedro Urruty; Bernardo y Miguel Compás; Edmundo Benítez; Mateo Alvarez, José Acha, Dionisio Iza, Jesús Morlans y Domingo Iribarne completaban la lista de los miembros fundadores que un 29 de Julio de 1917 reunidos en el Hotel Argentino, frente a la estación del ferrocarril formaban la primera asociación de vecinos en el joven pueblo. 
El radio de acción de la Sociedad de Fomento era bastante reducido y recostado hacia el Río Salado desde el llamado Callejón hasta la unión del arroyo La Horqueta con el río. Pero indudablemente la misma acción de los vecinos provoca que desde Monasterio soliciten la ampliación de la jurisdicción impuesta por la propia corporación. 
¿cómo pudieron adquirir los equipos de trabajo? 
Con una interesante rifa cuyo premio mayor era un Ford A se pudo adquirir la primera Champion y facilitó las tareas manuales de los peones que la Sociedad contrataba. Así tenemos durante casi una década abocada a la reparación, terraplenamiento y acantarillado de caminos vecinales hasta que en 1925 se realizan las primeras kermeses y romerías cuyo destino es otro impensado en esta primera etapa.  
Las primeras romerías se realizan en enero de 1921 con el objetivo de recaudar fondos para un Salón Social, tal la propuesta de Pascual Salomón.  Los bailes se realizan en las antiguas instalaciones de Cobo (actualmente SEDA) y durante el día un grupo de gaiteros con sus inconfundibles trajes recorrían las polvorientas calles del pueblo anunciando una jornada de juegos, apuestas, bailes y diversiones. Del producto de estas estivales jornadas se abre la primera cuenta bancaria con el objetivo de construir el primer salón para usos públicos mientras y a instancias del Concejal Valentín Entessano se logra una subvención de $ 100 destinada por la Municipalidad de Chascomús. Asimismo, en esta década del 20 la Sociedad toma nuevas orientaciones que la ubicarán en el papel de institución rectora e identitaria de Lezama. 
Precisamente este año, 2016, el Salón Social, llamado por los vecinos Galpón Social, cumplirá 90 años. A la espera de su viejo brillo.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!