En la mañana de ayer, tuvo lugar una protesta de camioneros en el acceso a la planta industrial aunque, se aclaró, sin bloquear el acceso a la fábrica.

La fábrica de agua mineral Villa del Sur nuevamente despidió personal, en esta oportunidad los damnificados fueron 44 camioneros que se encargaban de distribuir sus productos.
En marzo, la planta de agua Villa Del Sur, que está ubicada sobre la ruta 2 a la altura de Chascomús, despidió a 4 trabajadores de planta y puso en lista a otros 30.
En la última semana de mayo, se conoció que a los 200 empleados que trabajaban en sus instalaciones, se los obligó a tomar vacaciones de una semana en los meses de junio y julio, y que la decisión podría extenderse hasta agosto como medida para “ahorrar energía” en el marco del incremento de la tarifa por el servicio de luz.
En la mañana de ayer, tuvo lugar una protesta de camioneros en el acceso a la planta industrial aunque, se aclaró, sin bloquear el acceso a la fábrica.
Según declaró en FM Por Siempre, Carlos Bermúdez, y difundió el portal web Infozona, se trata de cuarenta y cuatro camioneros afectados a la distribución del producto, a quienes se les rescindió la relación laboral que los vinculaba con la empresa de agua mineral sin más explicaciones que la dificultosa situación económica por la que atraviesa la misma.
Asimismo, trascendió extraoficialmente que la planta ubicada en el kilómetro 103,500 de la Ruta 2, propiedad de Aguas Danone se hallaría en venta y con posibilidades concretas de efectivizarse la transacción, lo cual ha generado lógica incertidumbre entre sus empleados.
Otras empresas en conflicto
El 17 de abril, la fábrica tecnológica Unitec Blue del empresario Eduardo Eurnekian echó a 62 trabajadores, que es un 50% de la planta.
El 24 de mayo, la fábrica EMEPA, que se dedica a la reparación y mantenimiento de material ferroviario, anunció el despido de 80 trabajadores por una “reestructuración”. Hoy la situación se encuentra en conciliación obligatoria hasta el 28 de este mes, con la esperanza que se genere algún contrato para reparación o fabricación de vagones; algo que parece muy difícil de acuerdo a la postura que ha tomado el Gobierno Nacional, siendo complicada la continuidad de la firma y del resto del personal.
Finalmente, también hay en Chascomús un número considerable de despidos por el cierre de comercios que no pueden cubrir sus gastos de funcionamiento.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »