13 de abril de 2020

El descargo del diputado...

El legislador de Chascomús emitió un comunicado en sus redes sociales contando como se sucedieron los hechos en su entrada a Lezama. El mismo finaliza diciendo: "Reitero mi pedido a Harispe y su equipo, que no agreguen angustia a la comunidad y que se dediquen a ayudar a los vecinos a paliar esta difícil situación donde hay muchas familias que necesitan del estado municipal para poder seguir sosteniendo el aislamiento

𝐃𝐄𝐑𝐄𝐂𝐇𝐎 𝐀 𝐑𝐄𝐏𝐋𝐈𝐂𝐀

Dado el comunicado mal intencionado emitido por la página oficial de Facebook de la Municipalidad de Lezama a cargo del señor intendente Arnaldo Harispe (Cambiemos) y en respuesta al pueblo de Lezama del cual me une grandes amistades, parentescos y un profundo respeto hacia esa comunidad tan solidaria y luchadora, tengo la necesidad de aclarar los hechos por los que he sido mendazmente acusado.

Todos sabemos la situación que lamentablemente nos toca vivir a raíz de esta desgracia y lo que menos necesita nuestra sociedad es que utilicemos los medios públicos para operaciones políticas.

Esta mañana, como lo he hecho en muchas oportunidades me dirigí a Lezama, más precisamente al barrio "El Tero". Luego de atravesar dos controles policiales (la caminera de la SEDA y en la rotonda de la YPF) sin ningún inconveniente, brindando mis datos a los oficiales que así lo requirieron, al ingresar al barrio me detengo en otro control, en este caso de Inspectoría municipal. Dos inspectoras solicitaron mi permiso, a quienes les facilito mi credencial y toman nota de mis datos. Posteriormente solicita mi número telefónico, para lo cual yo les comunico que en ese caso para brindar ese dato necesito saber en manos de quien lo estoy depositando, es decir, les pido una identificación (es un derecho de cualquier ciudadano frente a cualquier autoridad en estos casos). Ambas funcionarias municipales se negaron tres veces a darme esa información (no contaban con ninguna credencial, algo obligatorio para hacer los controles), a lo cual una de ellas me dice: "ahora le vamos a tomar la temperatura". Luego intervino también un agente policial, el cual sí con mucho respeto me pidió mis credenciales y se las facilité sin problemas, también me consultó sobre el motivo de mi ingreso al barrio, a lo que respondí que era por una dirigencia social, dado que ante la urgencia económica producto de la cuarentena estamos trabajando junto a un grupo de vecinos organizados para elaborar viandas alimentarias para 120 familias de Lezama.

Por último, la señora María José Rodríguez, que se desempeña en el área de salud (y quien no tuvo inconveniente en decir quién era) me tomó la temperatura. Al observar el resultado de la misma, me dijo que estaba todo "ok". Finalmente le pregunto al oficial de policía si ya podía continuar a lo cual asintió.

Esta es la absoluta realidad de lo sucedido.

Reitero mi pedido a Harispe y su equipo que no agreguen angustia a la comunidad y que se dediquen a ayudar a los vecinos a paliar esta difícil situación donde hay muchas familias que necesitan del estado municipal para poder seguir sosteniendo el aislamiento.

A los lezamences les expreso mi solidaridad y acompañamiento en este momento tan duro y de nuestra parte siempre podrán contar con el compromiso hacia quienes más necesitan una mano solidaria.

𝐉𝐨𝐬é 𝐈𝐠𝐧𝐚𝐜𝐢𝐨 "𝐂𝐨𝐭𝐞" 𝐑𝐨𝐬𝐬𝐢

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »