Si bien después del anuncio referido a la detección de evasores en el interior de la Provincia, no se registraron nuevas informaciones que permitieran pormenorizar al respecto, no es menos cierto que en su momento provocó inquietud el que se señalara que la ARBA, la Agencia de Recaudación de la Provincia (ARBA), había detectado irregularidades en más de 500 mil metros cuadrados construidos sin declaración ante los organismos pertinentes en más de 18 distritos bonaerenses.

Ocurrió cuando se cumplía con el plan de operativos de fiscalización catastral, por la cual notificó a los infractores, quienes debían regularizar su deuda. Entonces – en el primer trimestre del año – sobre un total de 16.382 partidas inmobiliarias controladas en distintos puntos del territorio bonaerense, el 31% presentó irregularidades. Muchas de esas infracciones involucraron a predios donde funcionan industrias y comercios en actividad, que se encontraban registrados como terrenos baldíos.

El director de ARBA, resaltó que “a partir de mecanismos de fiscalización presencial y satelital pudimos detectar más de cinco mil casos de evasión en el Impuesto Inmobiliario. Logramos identificar edificaciones muy importantes que estaban sin declarar”, explicando que “avanzar contra esta modalidad de evasión es una forma de llevar justicia y equidad a los bonaerenses…”

Los inmuebles en infracción estaban localizados en las ciudades de Bahía Blanca, Chascomús, Brandsen, Lezama, Castelli, Tandil, Dolores, Escobar, Tigre, Malvinas Argentinas, Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell, Mar Chiquita, Necochea, San Pedro, 25 de Mayo y Coronel Vidal.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »