“Ya no es sólo mía la obra, sino que es algo que Castelli siente como propia”

“Este es el numero 21, hemos empezado hace 21 años y no hemos cortado nunca.” 
Dice en declaraciones a FM La Nube Gustavo Chehuan, el director de la magnifica obra que hace más de 20 años convoca a creyentes, y no tanto, en la Laguna La Rosita de Castelli en semana Santa
“Yo vivo en Tucumán, voy a Castelli todos los años exclusivamente para dirigir la producción y la puesta en escena de la obra. Viajo durante los meses de febrero y marzo las veces que sea necesario para dirigir todo, y los fines de semana que no puedo ir dejo un grupo de gente a cargo de distintas áreas de trabajo, y en distintos momentos del ensayo y ellos se ocupan bajo mi coordinación de trabajar en eso, incluso los días de ensayo lo miro  gracias a los medios electrónicos desde mi computadora, porque me pasan videos o fotos y así vamos dirigiendo, pero ya el viernes 23 voy y me instalo directamente en Castelli.” 

¿Entonces Usted viene para corregir los detalles?
Claro, ahora ya he ido otras veces pero cuando vuelva a ir lo haré para quedarme y tenemos el viernes 23 prueba de vestuario, el sábado 24 y domingo 25 tenemos ensayo, lunes y martes ensayo parcial, que quiere decir escenas chiquitas que es más bien la parte de actuación, manos, rostro, todo eso y el miércoles ensayo general con vestuario, sonido propio de la obra es decir, ya con todo como si fuera una función más.

¿En algún otro lado se hace algo similar a lo que se hace en Castelli?
Si, se hace, esto se ha puesto bastante de moda en los últimos tiempos. En realidad el primero que empezó a hacer esto fue un pueblo de Alemania que se llama Oberammergau, donde hacen esta representación desde hace muchos más años que nosotros, hace más de treinta años lo hacen ellos. Después también en Brasil, en el Estado de Pernambuco se hace algo que se llama Nova Jerusalém, en Tucumán se hace La Pasión en Tafí del Valle, que es donde yo he trabajado antes de que me contraten para lo que hacemos en Castelli, Jesús El Camino. Hay eventos parecidos que en realidad no son otra cosa que la renovación de lo que ya se hacía en épocas medievales donde, como la gente no sabía leer se les explicaba el evangelio  a través de actuaciones y representación, lo que hoy llamaríamos Role Playing.

El público va tan metido en la obra que a veces termina muy cerca de los actores...
La obra está pensada para que el público se sienta parte en los distintos momentos, que el público haga de actor, es decir, que haga lo mismo que los actores, camine junto con ellos, participe de cada escena  como si fueran actores. 

¿Se hace dentro de la Provincia de Buenos Aires algo similar, una puesta en escena con catorce escenarios?
Se hace en varias parroquias lo que se llama Vía Crucis, o los pasos de Jesús, pero son representaciones parroquiales bastante más chiquitas en producción. Después sí sé que se hacen algunas representaciones, por ejemplo Madariaga y Dolores hacen La Pasión Según San Juan, que es una obra de Alejandro Mayol y yo la he visto cuando tenía 20 años, es algo representado con canciones. Después desconozco si se hace alguna representación escrita para ser puesta en escena.

¿Viene gente de otras provincias a ver la obra porque lo conocen a usted?
Han venido en ocasiones, en el estreno familiares míos por ejemplo han estado presentes. Pero si, suelen asistir no sólo de Tucumán de donde yo soy, sino familiares de gente que la ha visto, gente que va para Mar del Plata por ejemplo y pasa, llegan, gente de Rosario o del conurbano bonaerense también, así que sí, nos estamos difundiendo pero obviamente es principalmente dirigida a la región. 

El año pasado dijeron que era el último año que hacían la obra, sin embargo Jesús El Camino va por la temporada número 21…
Habíamos pensado que con 20 años era suficiente porque por ahí cansamos al público, y también puede ser que la gente que está desde el primer año se vaya cansando, se va abriendo, va ingresando gente nueva, pero es tal el impulso que un grupo de gente, sobretodo chicos jóvenes de Castelli,  cuando han escuchado la posibilidad de que no se haga más, el intendente, el nuevo Párroco, han empezado a empujar tanto, que me han torcido la voluntad y hemos vuelto a decir sí y a empezar de  nuevo, porque evidentemente es algo de lo que el pueblo se ha apropiado, que ya no es sólo mía sino que es algo que Castelli siente como propia,  y yo he tenido que entender también eso. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »