El intendente pidió “disculpas y paciencia”
Los flamantes dueños son:
•Almazo, Nazareno
•Damico, Wanda;
•Malespina, Gina;
•Martínez, Natalia;
•Semper, Fernanda.
•Zarantonello, Iara;

El discurso de Harispe
“Es un día cargado de emoción y muchos sentimientos. Me quiero referir a la obra en sí, esta obra tiene financiación de Techo Digno y tenemos un recurso bastante acotado que son tres mil pesos el metro cuadrado, entonces nos está costando bastante financiar el resto de lo que sale la obra con fondos municipales. La obra hoy sale alrededor de catorce mil pesos el metro cuadrado y tenemos una financiación de 6.081 pesos por metro cuadrado, entonces a eso se debe por ahí que no podemos avanzar con la velocidad que quisiéramos y que por supuesto quieren las otras 18 familias que están esperando recibir su vivienda.
Por otro lado estamos gestionando con el administrador del Instituto de la Vivienda, el Dr. Ismael Pasaglia, para pedir financiación del resto del dinero que nos falta, que de todas maneras nosotros lo hemos seguido haciendo con fondos municipales. 
Este año en lo que va de la gestión, hemos invertido 5.800.000 pesos tanto en estas seis viviendas que estamos entregando, como en las otras que están iniciadas y las 25 del Profide, que también las recibimos al 70% del avance de obra y en septiembre u octubre estaremos terminándolas. 
Les pedimos paciencia y disculpas, no son los tiempos que cada uno de los beneficiarios quisiera pero estamos trabajando seriamente en esto, y nos comprometemos a que en los cuatro años de gestión no van a ser solo estas seis, sino que serán las 25 que van a estar para dentro de dos o tres meses, las 26 viviendas de Techo Digno... Nosotros recibimos la semana pasada un importe de 2.175.000 pesos del Instituto de la Vivienda que nos va a permitir pagar la deuda que había quedado con la empresa Majoba,  que es de 2.300.000 pesos, con lo cual ese es el primer desembolso de esa obra, presentaremos el certificado de obra para que venga un segundo desembolso, esa obra también está desfinanciada, a 6 mil pesos el metro cuadrado. 
La buena noticia es que hemos firmado un convenio y estamos en un proceso de licitación de otras 18 viviendas que firmamos con Ismael Pasaglia hace un tiempo atrás, y el catorce de agosto vamos a abrir la licitación y esa obra tiene 15.770 pesos por metro cuadrado, tres veces más  que las viviendas que estamos haciendo, porque son valores actualizados y la mejor manera de hacer un barrio de viviendas no es por administración, porque cuando se hace por administración la obra se demora y los montos se van desfinanciando. En este caso, las 18 viviendas que abrimos en agosto las ofertas, será una obra que se empieza y se termina, se hace un contrato, el plazo de obra son doce meses, puede tardar catorce o dieciséis pero la obra se empieza y se termina con los recursos que vienen de afuera, no tiene el municipio que estar financiando montos adicionales que efectivamente no nos sobran.  Así que nuestro compromiso es, no solamente terminar estas 24,  tenemos continuidad, hemos ofrecido la mano de obra a albañiles locales, con lo cual nuestro mercado interno de albañiles y corralones de materiales tienen un movimiento importante. Así que no solamente nos comprometemos a terminar estas 24 sino, a reiniciar en los próximos días las 26 y a terminarlas con el esfuerzo que haga falta, el municipal por un lado que es el que estamos haciendo, pero si conseguimos financiamiento de provincia que es lo que vamos a ir a buscar  en la próxima reunión con Pasaglia y además de estas 18 viviendas, queremos generar suelo urbano, estamos en eso porque es muy importante tener terrenos municipales.
En las reuniones que hemos tenido con el Secretario  de Vivienda de La Nación, Amaya, él nos ha dicho: tienen treinta terrenos municipales les damos treinta viviendas más, lo mismo ocurre con el Administrador del Instituto de la Vivienda con lo cual es muy importante generar suelo urbano, tener terrenos municipales para poder seguir gestionando viviendas sociales, imagínense que la cuota de una vivienda social está alrededor de 500 pesos  y un alquiler vale 10 veces más, por lo que para una familia recibir una vivienda social es una bendición, y es lo que nosotros queremos compartir con ustedes en este momento y ojalá que sean muchas más en estos cuatro años de gestión las que podamos disfrutar.” 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »